Productos Ibéricos Julian Martín Google+

Embutidos Julian Martin. - Jamones Pascual

Haz tus pedidos por Whassap
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Embutidos Julian Martin.

Productos y servicios > Proveedores

Productos Ibéricos

Julian Martin.

En nuestro establecimiento podrás encontrar Productos Ibéricos Julian Martin.

El Grupo Julián Martín dispone de ganadería y granjas propias,
así como planta de sacrificio y varias instalaciones de producción especializadas situadas en Guijuelo (Salamanca)
y la región de Alentejo (Portugal).
De esta manera se mantiene el control del ciclo completo de producción, garantizando la calidad y homogeneidad de los elaborados.

Actualmente el Grupo cuenta con una plantilla de más de 200 empleados y comercializa sus productos,
a través de clientes de reconocido prestigio a nivel nacional
(desde hace más de 40 años principal proveedor de ibéricos de El Corte Inglés) y en 28 países en los cinco continentes.



                                                       Ciclo de Producción Controlado



     Sede Central


Capacidad de producción: 300.000 jamones y paletas, 2.000 Tn. de embutidos y embuchados.
Tres plantas de procesado: Jamones/paletas, embutidos, loncheados. Certificaciones: BRC/IFS. Homologación para exportar a 35 países.

Granja “Vega de Amatos
700 madres reproductoras 100% Ibéricas. Cebadero con capacidad para 10.000 cerdos/anuales.

Finca “Valle Ferreiros
En nuestra finca Valle Ferreiros (500 ha.)
unos 5.000 primales se crían en libertad con una alimentación natural durante al menos un año antes de su entrada en montanera.

Matadero
Capacidad de sacrificio de 550 cerdos/día. Superficie 5000 m2. Certificaciones: Norma del Ibérico, ISO22000:2005.

Industria Cárnica y Secaderos
Empresa líder en Portugal en la fabricación de productos de Cerdo Ibérico de Raza Alentejana con D.O.P.

Dos fábricas en Barrancos especializados por producto, con una amplia gama de productos transformados
(Jamón, Paleta, Lomo, Lomito, Cabecero, Chorizo), así como otros productos tradicionales.

El entorno e instalaciones
“Tras viajar hasta los mataderos cuando los cerdos están en su peso idóneo,
los mejores jamones saldrán al mercado tras incluso más de cuatro años de lenta curación”

Perfectamente identificadas, las patas traseras del animal,
se apilan entre capas de sal marina durante más o menos un día por cada kilo de peso.
En estas cámaras, a una temperatura máxima de 5ºC y una humedad relativa que puede llegar al 95%,
los jamones van perdiendo agua, compactando su carne y favoreciendo su conservación.

Desde la temperatura y humedad a la que se curan los jamones hasta el cumplimiento de las normativas sanitarias,
o los controles de la genética y alimentación de los cerdos,
la tecnología se ha convertido en una herramienta crucial, si bien el factor humano y el buen hacer tradicional no tiene sustitución posible.

Tremendo espectáculo adentrarse en la penumbra de los secaderos naturales, permeables al aire puro de las sierras.
Mientras que en los secaderos industriales la tecnología lo pone fácil a la hora de controlar estos factores,
en los secaderos naturales todo dependerá del buen hacer de los maestros jamoneros,
que habrán de ingeniárselas con métodos como abrir o cerrar las ventanas, para controlar la climatología externa.

Envejecimiento en bodega: Al llegar el otoño, los jamones pasarán de los secaderos a las bodegas donde,
ya a temperaturas más frescas y estables, culmina el proceso de envejecimiento.









En Julián Martín queremos acercar al público los intensos sabores de los productos elaborados a partir de una materia prima única:
"El Cerdo Ibérico"
. Por eso contamos con nuestras propias granjas de cría tanto en la zona de Guijuelo como en el sudoeste de la península ibérica”

Así nuestros cerdos 100% ibéricos pueden también campear y disfrutar de la campaña de bellota,
en nuestras propias dehesas donde disponen de espacio suficiente para un correcto desarrollo,
alimentación y ejercicio.
Esto último imprescindible para la infiltración de grasa,
condición esencial para la concentración de aromas y sabores que nos ofrece esta raza única en el mundo.


LA RAZA ALENTEJANA
La Raza Alentejana
“El cerdo de Raza Alentejana es descendiente directo del sus mediterraneus o jabalí del sur, debido a su genética y la inexistencia de cruces con otras razas,
presenta una gran “rusticidad” y adaptación a la vida en libertad y por tanto registra una capacidad superior de almacenamiento de grasa intramuscular”

Históricamente preservado en Portugal (sin cruzamientos), es considerado actualmente una de las razas más puras existentes en la Península.
En este momento, el libro genealógico del cerdo alentejano tiene inscritos únicamente 9.000 reproductores.



FINCA VALLE FERREIROS


Finca Valle Ferreiros
“Las dehesas del Alentejo abarcan un área de 1.125.000 ha (un 35% sobre el total de la Península)
y no han sufrido la sobreexplotación que han sufrido en España,
dado que tan sólo el 20% de dicha superficie se emplea para la producción de esta raza”

En nuestra finca Valle Ferreiros (500 ha.)
los primales se crían en libertad con una alimentación natural durante al menos un año antes de su entrada en montanera:
No se busca el engorde de los cerdos, sino su crecimiento y fortalecimiento óseo para un mejor aprovechamiento de la montanera.

LA MONTANERA
La Montanera
“En el momento en que las bellotas caen de los árboles (Desde finales de octubre hasta principios de marzo),
los cerdos recorren grandes distancias en busca de este manjar,
rico en ácido oleico, el cual constituye la base de su excelencia organoléptica y ayuda a reducir el colesterol malo”

También se alimentan de pasto, fuente de proteína y vitamina E que ayuda a prevenir el envejecimiento celular.
Y las largas caminatas proporcionan al cerdo ibérico,
una importante consistencia muscular y favorece la infiltración de grasa en la carne dando lugar a las características “vetas



Jamón de bellota

ALIMENTACIÓN DEL CERDO IBÉRICO: LOS TRES TIPOS DE JAMONES
Ya hemos hablado en muchas ocasiones del largo y cuidado proceso por el que pasa tanto el jamón, como el cerdo,
para conseguir que el producto sea de la máxima calidad.

Sin duda, uno de los aspectos más importantes es la alimentación del animal, que debe de ser cuidada y selecta.
El cerdo debe alimentarse con los mejores recursos naturales y su dieta debe ser cuidada con esmero.

El tipo de alimentación que recibe el cerdo durante toda su vida en uno de los criterios utilizados para clasificar los jamones ibéricos.
Así pues, encontramos tres tipos de jamón ibérico:

De bellota: el jamón ibérico de bellota es el de mayor calidad, el primero en la clasificación dentro de los jamones ibéricos, por así decirlo.
El cerdo ha sido criado durante toda su vida en la dehesa,
y se alimenta de bellotas así como de otros recursos naturales que se pueden encontrar en la dehesa.

Es por esto que la dehesa deber ser un lugar cuidado,
un ejemplo de sostenibilidad en el que se respete el medio ambiente y exista una explotación sostenible de los recursos humanos.
No obstante, se está trabajando para que sea un espacio natural protegido y declarado Patrimonio de la Humanidad.

erbas del campo.De cebo de Campo: por debajo del ibérico de bellota, encontramos el de Cebo de Campo, el segundo en la clasificación.
Se diferencia del anterior en el lugar de cría y la alimentación del cerdo.
Durante la montanera viven en la dehesa, pero no se alimentan de bellotas,
si no de piensos, constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas, además de con higos

De Cebo: en último orden de calidad tras el jamón ibérico de bellota y el de cebo de campo, nos encontramos con el jamón ibérico de cebo.
Está pensado para preservar la raza del cerdo ibérico con jamones que tienen un precio de venta más asequibles.
El animal se alimenta exclusivamente en granjas a base de piensos, conformados por cereales y leguminosas.





Proveedor de Productos Ibéricos de Charcuterías Pascual.
C/ Miguel Servet 87
50013 ZARAGOZA
  Tl. 976 41 47 18
Whatssap 675 82 23 60
Regreso al contenido | Regreso al menu principal